lunes, 29 de octubre de 2018

Entrevista ilustrada: Lucia Sforza

Lucia Sforza estudió Bellas artes en Roma. Ha ilustrado numerosos libros, labor que compagina con la docencia, en cursos y talleres de dibujo, ilustración y grabado. Eros y Psique / Bella y la Bestia de la colección Amor y susto es su primer libro publicado en Ediciones Ekaré. En esta ocasión, compartimos con ustedes una entrevista ilustrada que le hicimos a Lucia. ¡Vean y disfruten!


¿Qué sueñas?



¿A qué le tienes miedo?



¿Cómo es el futuro? 



¿De dónde venimos? 



¿A dónde vamos cuando morimos? 



¿Qué te gusta hacer
en tu tiempo libre? 



¿Ciudad o campo? 



¿Qué te inspira? 



Si fueras un personaje de ficción,
cuál serías 



¿Qué es lo que más te gusta
de tu trabajo?




miércoles, 17 de octubre de 2018

Entrevista Ilustrada: Eva Sánchez

Eva Sánchez nació en Puigcerdà, Girona, en 1986. Estudió Bellas Artes en la Universidad de Barcelona e Ilustración en la Escola de la Dona. Su obra reúne una veintena de libros y álbumes, publicados por diversas editoriales de Europa y Latinoamérica. En 2015 fue seleccionada en el Catálogo Iberoamericano de Ilustración SM y 2016 recibió el CCEI Illustration Award. La Mujer tatuada y otros cuentos de amor es su primer libro en Ediciones Ekaré. En esta ocasión, responde con ilustraciones algunas de nuestras preguntas. ¡Vean y disfruten!


¿Qué sueñas?

¿Qué profesión admiras?

¿A qué le tienes miedo?

¿Qué cosa no te comerías nunca?

¿Cómo es el futuro? 

¿A dónde vamos cuando morimos?

¿De dónde venimos?

¿Las vacaciones ideales dónde son?

¿Ciudad o campo?

¿Qué te inspira?


 ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?


miércoles, 10 de octubre de 2018

Entrevista ilustrada: Manuel Marsol

Manuel Marsol nació en Madrid, en 1984. Es licenciado en Comunicación Audiovisual, Relaciones Públicas y Publicidad.  En 2014, es galardonado con el premio del Catálogo Iberoamericano de Ilustración. Y en 2017 recibió el Premio Internacional de Ilustración de la Feria del libro infantil de Bolonia-Fundación SM, tras cuatro años consecutivos siendo seleccionado para la Mostra. Para Ekaré ha ilustrado El gato de Brasil, título que pertenece a la serie Amor y susto. En esta ocasión, compartimos con ustedes una entrevista ilustrada a Manuel. ¡Vean y disfruten!

¿Qué sueñas?


¿De dónde venimos?


¿A qué le tienes miedo?


Si fueras un personaje de ficción, ¿cuál serías?

¿Qué te inspira?

¿Ciudad o campo?

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

¿Qué te hace reír?

¿Qué te hace llorar?


miércoles, 19 de septiembre de 2018

Entrevista ilustrada: Cristina Sitja Rubio

Cristina Sitja Rubio creció en el verde de Caracas, Venezuela, y actualmente vive entre Berlín y Barcelona, con otras sigilosas paradas por el mundo. Estudió en la Universidad de Concordia, en Montreal, e hizo su maestría en el Instituto de Arte de San Francisco, California. Además, de ilustrar, se dedica a la cerámica y el grabado. La apuesta es su primer libro en Ekaré. En esta ocasión, compartimos con ustedes una entrevista ilustrada a Cristina. ¡Vean y disfruten!








martes, 24 de julio de 2018

Proceso de creación de "La apuesta"

La apuesta es una historia que relata las aventuras de una amistad muy singular entre un guepardo y un conejo. Cristina Sitja Rubio, ilustradora venezolana, nos cuenta cómo fue la conjunción entre su trabajo de ilustración y el desarrollo del texto de Laia Jufresa, escritora mexicana.

Conocí a Laia Jufresa en la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Bologna en el año 2014. Me gustaba su manera de narrar historias y le propuse hacer un álbum infantil, específicamente para Ekaré, ya que llevaba años queriendo hacer algo para ellos.

Entonces, le mandé a Laia una tira de dibujos que siempre hacía en búsqueda de personajes e historias sin pensar mucho, para ver si de ahí ella podía inventar una historia.



En junio nos vimos en Valladolid, en el marco de los talleres que organizaba Ilustratour en aquel entonces. Ahí pudimos conversar más sobre nuestras ideas.

A partir de esa tira, y después de nuestro encuentro en Valladolid, ella escribió una historia, que luego redujimos para que encajara mejor como álbum infantil. Laia tomó como protagonistas a un guepardo y a un conejo que salían en la tira. Luego de varios emails, le envié algunos bocetos de ideas para los personajes.



En 2015 cuando regresé a Bologna para la feria, se los mostré a Irene y Carmen Diana. Ya habíamos conversado sobre hacer pequeños ajustes en el texto y cambiar algunas cosas. En el texto original, Laia había escrito sobre un sueño, pero al final se eliminó. Aquí un extracto de un email que intercambiamos con las editoras:

Estas son las cosas que ustedes sugieren para el texto:
* Probar una versión en tercera persona, o bien dejar en primera y aumentar el diálogo entre Conejo y Guepardo.
* Que Guepardo llegue a interactuar con los humanos.
* Elaborar más el mito de los elefantes.
* Mencionar que el fuego no siempre es malo.
* Eliminar el sueño. (Buscar otra resolución).

En junio del 2015 ya tenía el primer storyboard después de las correcciones de texto de Laia. A partir de ahí comencé a pensar en los materiales y el estilo que deseaba para ilustrar la historia.



A finales de enero del 2016, decidí empezar a ilustrar el libro, ya que después de muchos emails, la historia parecía haber tomado forma.

Yo no hago dibujos a lápiz antes de hacer las ilustraciones finales, por esta razón Irene me preguntó si podía ilustrar en Barcelona, para reunirnos cada semana y que ella pudiese hacer seguimiento de mi progreso. Yo feliz de irme a pasar el invierno en Barcelona, así que me instalé allá un mes para ilustrar La apuesta.



Cada semana me reunía con Irene en Ekaré y ella me daba muy buenas sugerencias de cómo mejorar una imagen o encuadre.



También le mandaba imágenes a Laia para que me diera su opinión. Ella imaginó que yo haría algo más surreal y se sorprendió de que hiciera un guepardo algo realista. Decidí hacerlo así ya que la amistad de un conejo azul con un guepardo ya era algo bastante inusual, así que al final Laia estuvo de acuerdo con mi propuesta.

Una vez listo todo el proceso, en marzo del 2017 salió La apuesta, justo para la Feria del Libro de Bologna.



Meses después de la feria, Ricardo, de la librería Abracadabra, me invitó a exhibir los originales del libro. Además, incluí algunas figuras hechas con pasta de moldear y cerámicas. Para esa ocasión, Irene hizo la presentación del libro y conversamos un poco sobre el proceso.



Fue una experiencia muy linda y agradable trabajar con Irene, Carmen Diana y Pablo, lo volvería a hacer sin duda alguna. Siendo venezolana, para mí es muy emocionante tener un libro con Ekaré. Me llena de ilusión estar en el catálogo de la editorial infantil y juvenil venezolana con más trayectoria en Latinoamérica.

martes, 17 de julio de 2018

¿Quién es el mejor animal del mundo?

El camino del héroe, la curiosidad y la amistad son algunos de los temas que Abril Castillo -editora, escritora e ilustradora mexicana- desarrolla en su reseña sobre La Apuesta, la historia de Laia Jufresa que fue ilustrada por Cristina Sitja Rubio

Dicen que el viaje de un héroe suele tener una forma circular. El héroe sale de un lugar en busca de algo, pasa por diversas aventuras, consigue lo que buscaba y regresa. Y aunque regresa al mismo lugar del que partió, ya no es el mismo. El viaje lo ha cambiado.

En La Apuesta, Laia Jufresa retoma esta estructura clásica, reconocible en libros de caballerías y cuentos de hadas, para mezclarlo con elementos de la fábula, como son los protagonistas animales que reflexionan, experimentan y dan pruebas de valores y actitudes que son meramente humanas.
En esta historia un guepardo y un conejo son amigos. Tienen un pacto en el que Guepardo no se comerá a Conejo. Un día hacen una apuesta: ¿quién es el peor animal del mundo? Guepardo asegura que un elefante, porque puede aplastarte. Conejo, afirma que es el humano. En esta búsqueda de respuestas, emprenden un viaje para comprobar cada uno su hipótesis.



El trayecto es guiado por Guepardo, quien tiene la voz de narrador y da cuenta de sus ideas, emociones y percepciones de este viaje de iniciación al mundo humano. Como si de un descenso al infierno se tratara.

Los paisajes cálidos, llenos de tonos naranjas y amarillos cambian conforme se acercan a la aldea. De este modo, Cristina Sitja complejiza la paleta para dar vida al mundo civilizado.



No sorprende que el hombre haya querido controlar al fuego. Así, la noche no llega nunca en ese lugar habitado por humanos. La noche animal puede ser negra, gris o azul. La de los humanos palpita de vida y lucidez e inestabilidad. Una mezcla total de tonos y formas; así danzan ellos y todo lo que a través de ese pulso vemos tan pronto como cae la noche.



Cuando Guepardo pierde de vista a Conejo, decide adentrarse en una de las viviendas, mientras todos bailan afuera enmascarados. Nos encontramos frente a un escenario que resuena con ecos de Barba Azul de Charles Perrault: una curiosidad detonada en alguien a quien desde el principio se le advierte de un peligro, pero que hasta probar él mismo no dará marcha atrás. Es necesario ver y sentir con su propio cuerpo y mente para creer. Para aprender y conocer. La llave la ha robado él mismo con su curiosidad. Con no detenerse hasta llegar a ese otro lado. Con ese afán de tener la razón, de ganar la apuesta.

Así, ese encuentro que no debía haber ocurrido, tras las sermones de Conejo, empieza con un equívoco donde Guepardo cree ver a su familia, pero en su lugar se encuentra con pieles vacías, cuerpos inertes. Un espejo de sí mismo, una visión de su propio futuro, si no sale pronto de ahí.



Los humanos se percatan de la presencia del felino por el llanto de un niño. Guepardo, en un intento de escapar del ahora inminente peligro, se prende la cola con una llama cercana. En medio de la huida, con la cola de antorcha, arroja fuego a la inflamable aldea y quema todo a su paso.



Guepardo ha perdido la apuesta.

Vuelve a casa y se sorprende al encontrar a Conejo esperándolo al final de ese círculo perfecto que se traza en la trayectoria del relato y que los devuelve sanos a casa. Aunque ya no sean los mismos. ¿O será que en el mundo animal es posible no cambiar?

Conejo es pequeño pero encarna la agudeza mental. Guepardo es grande y fuerte, pero dulce y tierno. Conejo enseña a cada paso lo que es el mundo a su amigo Guepardo. Así empieza y termina la historia. Y aunque al regreso y fin de la apuesta Guepardo pierda y amenace a Conejo con comérselo (no le gusta perder), después de todo no lo hará. Es sólo que está hecho del color del fuego. Es también un ser inestable y libre. Por suerte, se le pasará.